Beneficios del vino para la salud

“La felicidad radica, ante todo, en la salud” (George William Curtis)

Pocas veces podremos aprovecharnos de disfrutar de algo que nos encanta sabiendo que es, además, beneficioso para nuestra salud. Es el caso del vino tinto, al que los investigadores siguen otorgando, cada vez más, cualidades saludables.

No pretendemos recopilar todos y cada uno de los estudios publicados a lo largo de los últimos años sobre los beneficios del vino tinto, pero sí queremos recoger algunos de los aspectos que consideramos más importantes en la relación del vino con la salud.

 

ES ANTIOXIDANTE

Las propiedades antioxidantes del vino derivan de sus flavonoides, unos pigmentos naturales presentes en la uva que la protegen de agentes oxidantes como los rayos ultravioletas, la polución ambiental o sustancias químicas.

Los flavonoides poseen grandes cantidades de antioxidantes, incluso más que las vitaminas, y esto facilita una menor oxidación de nuestro cuerpo, una mejor reparación del daño celular y la posibilidad de combatir mejor el envejecimiento. Neutralizan los radicales libres y evitan lo que se conoce como estrés oxidativo.

 

PREVIENE EL COLESTEROL

Los ácidos fenólicos, los flavonoides y el resveratrol presentes en el vino tienen, además de enormes propiedades antioxidantes, una gran capacidad para proteger a las lipoproteínas LDL de la oxidación, es decir, previenen la formación del colesterol malo que, una vez oxidado, forma placas en las paredes de las arterias.

Es de estas realidades de donde surge la idea de que una copa de vino en las comidas (una frase que seguro habéis escuchado e incluso pronunciado más de una vez) ayuda a evitar enfermedades cardiovasculares.

 

ES ANTIINFLAMATORIO

Desde hace años se viene relacionando la inflamación de nuestro cuerpo con el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, trastornos autoinmunes y algunos tipos de cáncer. Es aquí donde entra el juego el vino y sus propiedades capaces de reducir la inflamación.

Varios estudios han demostrados que las personas que toman una copa de vino al día sufren menos inflamación que aquellas que no la toman, con las consecuencias positivas que esto puede tener para su organismo menos inflamado.

 

RETRASA EL ENVEJECIMIENTO

El resveratrol presente en el vino (presente, concretamente, en la piel de la uva negra) es capaz de estimular las sirtuimas, unas enzimas que regulan el envejecimiento de los seres vivos. Gracias a esta estimulación, el envejecimiento se retrasa y se logran prevenir enfermedades asociadas a él como el alzheimer.

En este caso concreto, pese a que los estudios científicos han demostrado lo positivo que resulta el resveratrol contra el envejecimiento, los expertos recomiendan combinar el consumo de vino moderado con una buena calidad de vida y rutinas deportivas y de alimentación que ralenticen la llegada de la vejez.

 

 

APORTA MINERALES Y OLIGOELEMENTOS

Otra de las propiedades que el vino tiene para nuestra salud es que aporta minerales y oligoelementos a nuestro organismo, algunos tan importantes como el magnesio, que ayuda a reducir el estrés; el zinc, que mejora las defensas inmunitarias; el litio, que equilibra el sistema nervioso; o el calcio y el potasio, que garantizan un adecuado equilibrio iónico y eléctrico.

 

FAVORECE LA MICROBIOTA INTESTINAL

Varios estudios han relacionado el vino tinto con el aumento de la flora intestinal buena. Al parecer, este efecto beneficioso se debe a los polifenoles, unos compuestos presentes en el vino que permiten el desarrollo de determinadas especies de bacterias beneficiosas que resultan claves en el equilibrio de nuestra microbiota intestinal.

 

AYUDA CONTRA EL ESTRÉS

La vinoterapia, tan de moda en los últimos años, es una terapia que se sirve de los beneficios de las uvas y del vino para crear tratamientos que buscan el bienestar físico y mental de las personas, sobre todo relajantes y de belleza. El vino (en cremas, inmersiones, envolturas, etc) favorece una mayor oxigenación del cuerpo, al tiempo que reactiva la circulación y ayuda a reafirmar la piel.

Tras recopilar algunos de los muchos beneficios que el consumo moderado de vino tiene para nuestra salud no podemos sino afirmar todo eso que los amantes del vino ya sabíamos y llevábamos tiempo diciendo: “que el vino es salud”. 😉

 

 

> Descubre todos los vinos y bodegas de Becogalia

> Descarga y consulta el portfolio de productos de Becogalia

 

BECOGALIA
Avenida do Freixo, 1
36214 Sárdoma · Vigo
Pontevedra
986 42 19 00
becogalia@becogalia.com

Compartir

Comments are closed.